El servicio de recogida ordinaria se lleva a cabo por Resur Jaén en todos los municipios de la provincia de Jaén exceptuando la capital, Jódar, Úbeda y Martos.

La recogida domiciliaria de residuos sólidos urbanos se hace con camiones recolectores y compactadores cerrados que transportan la basura hasta los centros de tratamiento y eliminación  de residuos o hasta las plantas de transferencia.

La recogida de residuos denominados domiciliarios se hace a través de contenedores. Estos están estratégicamente colocados en plazas, calles y avenidas para que todos y cada uno de los vecinos de las distintas localidades pueda depositar la basura con la mayor comodidad posible. Los vehículos recolectores se encargaran del vaciado de estos contenedores.

El sistema de recogida ordinaria tradicional es el de carga trasera. Este sistema descarga los contenedores por la parte trasera del vehículo recolector, y necesita de, además de un conductor, dos operarios de recogida, que pondrán los contenedores en el sitio apropiado para que el camión los vuelque y los descargue. Las capacidades utilizadas por Resur Jaén para carga trasera son de 330 litros, 1.000 litros y, en su mayoría, 800 litros.

Otro sistema de recogida de la basura es el denominado de carga lateral. Es un sistema de recogida de los residuos sólidos urbanos basado en contenedores en los que, a diferencia del sistema tradicional de recogida, el recipiente se ubica en un costado del vehículo, y el contenedor es fijo, produciéndose la elevación y descenso de éste en un eje perpendicular al del sentido de la marcha del vehículo, de ahí su denominación. En este sistema no existe manipulación de los contenedores de forma manual por parte del personal del servicio. El sistema de recogida está monitorizado y el conductor del vehículo recolector. Los contenedores utilizados en la carga lateral son fijos y su capacidad es de 2400 y 3200 litros.

Existe un servicio de lavado para los contenedores. Dicho servicio lo prestan unos camiones diseñados para ello y se lleva a cabo en todos los municipios en los que prestamos el servicio de recogida ordinaria.

Los camiones encargados para el lavado de contenedores constan fundamentalmente de un elevacontenedores, un depósito de almacenamiento de agua limpia y sucia y un armario trasero en el que se ejecuta el proceso de lavado de los recipientes.

Toda la operación de limpieza de los contenedores se realiza de forma estanca, de manera que no se vierten líquidos a la vía pública, lo que se consigue por medio de una puerta de cierre de la que dispone el armario de lavado, articulado en la parte superior del vehículo y cuya apertura y cierre se ejecuta automáticamente cuando se introduce el contenedores o finaliza su proceso de limpieza.

Todos estos camiones incorporan un carrete manual con 15 ó 20 metros de manguera y una pistola de agua a presión que suele emplearse para la limpieza del entorno de los contenedores y otras labores auxiliares.